viernes, 2 de enero de 2009

Filtros de información en la Web

¡Feliz año para todos! Bueno, esperemos que sea un buen año, por lo menos ya sabemos que en 2009 no nos va a caer un asteroide encima.

Acá les presento el artículo que salió este 2 de enero sobre los filtros que ponen algunos países en Internet. Me llevó bastante tiempo armarlo pero ya está.

Un gran abrazo y a seguir remando.







Publicado en El País Cultural el
Viernes 02.01.2009




Filtros de información en Internet






El juego del gato y el ratón




Daniel Veloso

VARIOS ESTADOS del mundo bloquean y filtran contenidos en Internet impidiendo el acceso a sus ciudadanos bajo diversos argumentos como la protección de la moral o de la seguridad nacional. El crecimie
nto de la red global de información, con mil millones de usuarios que ya no sólo reciben contenidos, sino que los añaden a través de nuevas modalidades como el blog o myspace, pone en un aprieto a esos Estados en su afán de control. A pesar de que estas prácticas violan los derechos y libertades civiles, los países que las llevan adelante argumentan que tienen derecho a controlar sus asuntos internos, sobre todo desde la puesta en práctica de la llamada "guerra contra el terrorismo" impulsada por la administración Bush.

La competencia está marcada, entonces, entre los gobiernos de varios países que intentan aislar a sus ciudadanos de información "sensible" que los haría tambalear en el poder, y la de esos mismos usuarios de Internet que desarrollan consta
ntemente formas de eludir los filtros. Se trata de un verdadero juego del gato y el ratón en el que se decidirá el futuro de Internet.

El filtrado en la Web es estudiado desde 2003 por las universidades de Cambridge, Harvard, Oxford y Toronto bajo el nombre de Iniciativa Internet Abierta (OpenNet Initiative). En el libro Access Denied (The MIT Press, 2008), se presentan los resultados de un trabajo colectivo y multidisciplinario, donde participaron especialistas en tecnología, desarrolladores de software y expertos en Derecho Internacional. Una parte importante de la investigación fue realizada por colaboradores que efectuaron los test desde los países donde se ejerce el filtrado, aún bajo el riesgo de ser encarcelados.

En conjunto se realizaron más de 200 mil testeos a miles de sitios web ubicados en 150 proveedores de Internet, en busca de pruebas empíricas de filtrado. De 40 países estudiados, se comprobó que 26 ejercen censura en Internet. El filtrado se realiza principalmente en países de Oriente M
edio, norte de África, Asia Oriental y Central. Como ejemplo, China, Irán, Corea del Sur, Myanmar y Arabia Saudita encabezan la lista de Estados que controlan lo que sus ciudadanos pueden ver o hacer a través de la Web. En la última sección del libro se detalla la situación del filtrado para cada región del planeta, con informes para cada uno de los cuarenta países estudiados.

Otros Estados, en el hemisferio occidental, también utilizan sistemas de filtrado. Estados Unidos los aplica en las computadoras de bibliotecas públicas y escuelas y en los países de la Unión Europea se filtran los sitios que ofrecen pornografía infantil. También en Alemania y Francia se bloquean sitios con contenidos que hagan apología del nazismo o que nieguen el Holocausto.

A su vez hay un grupo de países, como Rusia, a los que no se les ha podido probar el filtrado. Organizaciones no gubernamentales como "Reporteros sin fronteras" han solicitado que se los coloque en una "lista de vigilancia" ya que la tendencia mundial es que cada vez más Estados optan por estos métodos de control.





China Firewall By Stephff, in Irrawaddy, 31 July 2008




DEMASIADO PODER. Uno de los objetivos del estudio es conocer el alcance del filtrado en Internet. Para ello se confeccionaron listas de páginas web con contenidos que se preveía podían ser bloqueados, como las que ofrecen juegos de azar, pornografía, sátira política y principalmente sitios en que se denuncia abusos contra los Derechos Humanos, casos de corrupción, o que son usados para expresar los puntos de vista de grupos mino
ritarios o disidentes. Los investigadores prueban estos sitios desde dentro de cada país de estudio. Entonces se registran los temas que eligió bloquear cada país, determinándose el alcance de la filtración. Al mismo tiempo, al contar la cantidad de sitios web bloqueados se obtiene la profundidad de la filtración. Irán, China y Arabia Saudita filtran en extensión y en profundidad al interceptar una amplia gama de temas y bloqueando un gran número de sitios relacionados con éstos. También lo hacen Myanmar y Yemen. En contraste, Corea del Sur prefiere enfocarse en pocos temas, como los que tratan los sitios de los norcoreanos alojados en Japón.

Los argumentos usados para filtrar contenidos incluyen la
protección de la moral, las normas sociales y la seguridad nacional. En cambio la utilización de este recurso para controlar a sus adversarios políticos no se hacen públicos. Según la investigación publicada, Siria, China, Myanmar, Irán y Vietnam filtran el acceso a sus ciudadanos a contenidos políticos. Se ha comprobado que países como Nigeria y Bielorrusia han entorpecido la actividad en Internet de los partidos opositores durante sus elecciones. En Kirguistán, en las elecciones de 2006, piratas informáticos ucranianos atacaron a los proveedores de Internet, impidiendo la marcha normal de los comicios. Tanto la oposición como el gobierno se acusaron mutuamente de haber contratado a los hackers para favorecer sus posiciones.

Otro uso del filtrado, que según OpenNet es cada vez más común, fue empleado por Myanmar y por los Emiratos Árabes para favorecer a empresas de telecomunicaciones al bloquear a competidores como Skype, un servicio telefónico de Internet, muy popular y de bajo costo.

También varios países bloquean a los intermediarios que suministran aplicaciones de Internet a los usuarios, como los sitios de alojamiento de blogs. Se comprobó que ocho países bloquean regularmente a Blogspot, el popular dominio de blogs, mientras que Siria, Etiopía y Pakistán han bloqueado permanentemente todo el dominio.




LA GRAN MURALLA. A primera vista, Wikipedia, una enciclopedia en línea con más de cinco millones de artículos en 200 idiomas, no aparenta ser un peligro para la seguridad nacional de ningún Estado. Sin embargo en China fue bloqueada "al menos tres veces" entre 2004 y 2006, sin que este país lo haya reconocido. A pesar de que Wikipedia asegura "un punto de vista neutral", sus artículos sobre las protestas en la Plaza de Tiananmen en 1989 o sobre la independencia del Tíbet, no son aceptados por las autoridades chinas. La versión de la enciclopedia en idioma chino fue bloqueada definitivamente hasta la fecha y fue sustituida por una similar, acorde con las ideas del régimen.

Este aspecto novedoso de Internet, la descentralización de la información, ofrece a los ciudadanos del mundo elementos de análisis que no coinciden con las "historias oficiales" de las que dependen varios gobiernos para mantener su legitimidad. Wikipedia es parte de una nueva forma de utilizar Internet llamada de "lectura-escritura" (read-write web), Web 2.0 o "Web semántica". En esta nueva modalidad los usuarios son consumidores de información al tiempo que pueden crearla.

En este sentido, un Estado que intente filtrar información a un nivel minucioso se encontrará en problemas, debido a que el contenido en la web cambia continuamente, y surgen cada día gran cantidad de emisores nuevos.

Ante esta avalancha de sitios, algunos Estados exigen a los proveedores de Internet que desean instalarse en sus territorios que estos se encarguen de los medios para el filtrado. Por su parte China, con su sistema de filtrado conocido como el "Gran Cortafuegos", tiene el número uno en rapidez de respuesta al cambio de material en la Red, lo que sugiere, según los autores, "una devoción superior de su personal para con la causa del filtrado".


GATO Y RATÓN. Los autores destacan dos contendientes bien definidos. Por un lado detectan un aumento de la presencia de ONGs y otros actores de la sociedad civil en Internet, en parte gracias al abaratamiento de las nuevas tecnologías. Por otro se encuentra a varios Estados intentando afirmar su poder en el ciberespacio para controlar y limitar a esta sociedad civil. De continuar esto último, los investigadores advierten que podría tener un efecto adverso sobre las democracias, en parte, aseguran, por el uso que estas hacen de Internet. Gracias a la libre circulación de ideas, intercambiadas por ciudadanos comunes a través de blogs y similares, se posibilita la existencia de un contrapeso tanto al poder de los gobiernos como a los grandes grupos dueños de los Medios de Comunicación.

Internet, como fuerza dinamizadora para el desarrollo económico y la innovación, puede verse enlentecida si los Estados toman medidas más agresivas sobre la circulación de información. La tendencia indica que las tecnologías de la Web continúan evolucionando y con ellas lo harán las de los censores.





Copyright © EL PAIS S.A. 1918-2009




No hay comentarios: